miércoles, 1 de diciembre de 2010

Matemos a los "buena vibra"

 
 
No importa si hacen yoga, gimnasia biorítmica expresiva, meditación, si practican medicina ayurveda, son veganos, tienen su plantación de cannabis, son sufi, budistas, lectores fervorosos de Osho y El secreto, si hacen reiki, interpretan las runas, creen en el calendario maya, el feng shui, la reflexología, consumen flores de bach, discos con sonidos de agua, pajaritos o ballenas,  prueban con hongos alucinógenos, se van a un templo en la India o abrazan árboles en el bosque energético de Mar del Sur. Los “buena vibra” están a la búsqueda de un ALGO que los tranquilice, y en ese periplo probarán con ilusión y candidez todo lo que algún otro limado les recomiende como “LA PAPA”. Se enfermarán, los estafará alguna secta, pasarán las peores vacaciones de su vida en una choza llena de alimañas en el lago Titicaca que les saldrá como una estadía en el Ritz… no importa, los “buena vibra” no claudicarán en su peregrinación con el afán de lograr la “armonización”. Con cero autocrítica te contarán sus experiencias como algo trascendente, revelador,  y se volcarán a la nueva terapia de moda.

Si bien la cantidad de subcategorías de los “buena vibra” es infinita porque todos los días aparece una pelotudez nueva (como por ejemplo, el nuevo grito de la moda “buena vibra”: no vacunar a los pibes; parece que es re cool el retorno de la escarlatina) creemos que básicamente pueden dividirse en tres grandes grupos:

El ama de casa “buena vibra”: tiene cincuenta o más. Está deprimida porque el cuerpo se le viene abajo como el chasis de un Mehari. Los hijos no le dan bola o la detestan. El marido no la escucha cuando le habla, concentrado en el culo de Jessica Cirio, (si está divorciada, peor). Los constantes llamados de los call centers y las publicidades de yogur terminaron con el poco equilibrio interior y autoestima que le quedaba. Entonces, una amiga le recomienda que haga yoga, que le va a hacer “re bien”. Claro que si se hubiera contentado con la grulla una vez por semana no hubiera inquietado a nadie, pero a eso le siguió la consulta a un homeópata, a un médico ayurveda, el cambio en la decoración de la casa según los preceptos del feng shui (todo mira para algún punto cardinal complicado de orientar, hay efectos sonoros por toda la casa y chorrea agua de cualquier cosa que pueda contenerla), la lectura y el subrayado maniático de libros de autoayuda y, por supuesto, la actitud militante. Porque llegás a la casa de Martita para buscar a Pablo y enseguida te empieza a cagar a pedos porque tu “actitud corporal” revela que estás tenso y a la defensiva., porque no debés tomar una bebida fría con la comida caliente y porque percibe una “vibra negativa” en vos, entonces, deberías “hacerte ver el aura”. El ama de casa “buena vibra” te tira por la cabeza una curiosa mezcla de medicina, brujería y religión. Vos vas retrocediendo hacia la puerta, dejando a  Pablito a merced de su madre desquiciada y sus terapias alternativas. Casi era preferible hace unos años, cuando les rompía las pelotas con la religión católica apostólica romana y los retaba porque chuparban como esponjas el fin de semana mientras les cebaba mate. O al menos sonaba menos quemada.

El gerente New Age: otra versión del “buena vibra” es el tipo entre los 40 y  60 años que ascendió en la empresa en la que trabaja de alguna forma que no puede contar, por lo que su mala conciencia no le permite dormir bien. El preinfarto hace un par de años le anunció que un cambio de vida era imprescindible, pero a  esta altura no sabe cómo hacer sin bajarse  del caballo. Lamentablemente, es normal que este tipo de pelotudo sea tu jefe. Lo extraño es que esta gente new age tan preocupada por la búsqueda espiritual suele ser la más terrenal en su vida cotidiana. Va manejando como un demente, habla mil horas por celular, ningunea a las camareras y te cuenta del ayuno voluntario en la India mientras come en el restaurante más caro de la ciudad. En su trabajo es un sacado paranoico y garca. Vale decir: no tienen un ápice de paz interior. A los cinco minutos de terminar su nueva actividad de moda se saca la máscara del relax, cambia la voz meliflua por el tono autoritario y vuelve a la normalidad. Ergo, ¿no debería cuestionarse por un momento si toda esta mierda trascendente le está sirviendo para algo? Porque más allá de no mejorar un carajo, le caga la vida a la gente por partida doble. Por un lado, a todos los que engaña y convence de que tomando un té con orégano y cilantro van a dormir como bebés, cuando el chabón necesita una anestesia para caballos para adormilar la conciencia. Por otra parte, cagan a su entorno, que deberá tolerarle que se haga el relajado por una hora con sus compañeritos de danza expresiva, para que luego le salga la mierda de forma recargada por el efecto de haber estado conteniendo y disimulando.

El  posadolescente rastafari: otra versión de la misma bosta pero un poco más inimputable porque es joven y ahora ser joven en Argentina tiene su encanto. El tipo se la pasa fumando porro todo el día, con un intento de grelos en la cabeza y  ropa que pretende ser muy casual, pero en rigor consta de bastante producción y unas cuantas prendas de marca. Vos llegás a su casa alterado del trabajo, de la facultad o de alguna discusión con tu novia, y tu amigo “buena vibra” casi te convence de que tenés que cambiar de estilo de vida, “bajar un cambio”, tomar las cosas con filosofía y escuchar a Bob Marley. Pero cuando estás en  la hamaca paraguaya fumando un caño caés en la cuenta de que vos no tenés unos padres bienudos que te van a mantener si te quedás una década fumando en estado de hibernación con tu amigo “buena vibra”. Más bien, tu viejo, almacenero italiano que se levanta a las seis de la mañana y que te ayuda a pagar tus estudios, te va a cagar a patadas en el culo si le vas con un discurso sobre respetar los “ritmos interiores” de las personas. Entonces, te levantás trabajosamente de la hamaca y tu amigo “buena vibra”, como siempre, te pide si no le tirás unos mangos para una birra (porque mucha vida natural, pero al escabio le da como loco).
Por suerte, los posadolescentes rasta vibrosos no tienen el defecto del zurdito setentoso así que no te van a atormentar con un falso discurso anticapitalista; éllos pasan el invierno deprimidos a la espera del verano y la ola perfecta para surfear.

Por más que parezcan gente muy diferente, el  ama de casa onda reiki, el posadolescente “buena vibra” y el gerente new age tienen muchas cosas en común. Además de intentar marcarnos un camino que ellos no conocen y que es contradictorio con sus prácticas cotidianas, después de cada intento de encontrar un “algo” que no hallan, les agarra una depresión espantosa y entonces te llaman por teléfono a cualquier hora y tenés que aguantarlos. Pero claro, si llegás a sugerirles que los ves mal y que deberían recurrir a algún tipo de medicación  se indignan mortalmente porque… ¿cómo pretendés que metan en sus cuerpos químicos que los dañan cuando toda solución debe provenir de lo natural? Así que allí tenemos bipolares, psicóticos, depresivos y paranoicos rompiéndoles las pelotas a todo el mundo y probando hoy con un libro de Stemateas, mañana con un ungüento de coco y hablando de la buena y mala vibra como la medida de todas las cosas.


49 comentarios:

Anónimo dijo...

aburridooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

Fuera de broma los que no quieren vacunar a sus hijos son unos ridículos porque no tienen los elementos para decir que las vacunas son malas. Se dejan llevar por rumores o mails en cadena. Es obvio que la mortandad infantil baja con chicos vacunados y la erradicación progresiva de enfermedades. Por suerte esta idiotez no desafía al sistema sanitario porque es una moda de un determinado círculo que nadie va a copiar y no va a durar nada.

Nónimo (todo me chupa un huevo dijo...

Aprovecho este post para decir algo: Basta de supuesta vista natural y mentira publicitaria. Siempre dicen eso que "tienen menos calorias que una manzana" cuando tiene un montón de calorías, ahora no solo la usan los del yogurt, ahora también la camara argentina del huevo:

http://www.youtube.com/watch?v=r7iY4Q-ixaM
El slogan deberia ser: "A media mañana chupame un huevo"

Y si el tofu te parecia feo, preparate que la nueva comida de moda es el Kefir (que no sé que catzo es pero por las fotos que vi parece horrendo).

Anónimo dijo...

Lo que me molesta de esta gente es que pretende darle una entidad científica a las boludeces que dice, y creer en el reiki es como creer en Papá Noel, y a alguien que te dice que ve el aura habría que encerrarlo en un loquero.

Anónimo dijo...

Les faltó poner a todas las madres que cuando el pibe les sale medio tonto o raro dicen que es un niño índigo. Y esta es sólo la punta de lanza de todo un universo de pelotudeces asociadas al embarazo, el parto y la crianza de los bebés que deciden ignorar todo lo que el buen sentido y la medicina sugieren para volver a costumbres esotéricas de la Edad Media.

Anónimo dijo...

Qué tiene de malo buscar tranquilidad? ya sea con yoga o yendo a la iglesia? Les diría que no sean intolerantes, pero chusmeando el blog veo que se los han dicho muuuchas veces.

Anónimo dijo...

de las tres categorías para mí la más chota, lejos, es la del gerente new age. Tienen toda una literatura específica que mezcla coaching con espiritualidad, al estilo el monje que vendió su ferrari o quién se comió mi queso.
Quieren ser espirituales y millonarios, relajados pero eficientes... y sólo son garcas insufribles!!!!

Yam dijo...

El problema no es hacer yoga. De hecho es tan valido como hacer remo o navegación a vela. El problema es creer que con el yoga vas a dejar de ser un reverendo hijo de puta o una novelera retorcida y te vas a convertir en una persona cargada de paz interiro. El problema es laburar 12 horas o trabajar y estudiar o tener una novia o novio hincha pelotas. Y si loco por mas que me digan zurda. El problema de base es el sistema de mierda. A ese no hay con que darle.

Anónimo dijo...

Me parece que nos estamos olvidando de un grupete que merece ser arponeado largamente.
Soy Cajero de Toledo y merecemos que nos maten a todos
Chau

Anónimo dijo...

Yo odio a los que dicen "buena onda". Que definen a alguien como buena o mala onda como si de características objetivas de las personas o de los lugares se tratara.

Vamos a tal bar que es "buena onda" (cuando es caro y feo y el mozo no te da bola)

Invitemos a Fulano que es "buena onda" cuando siempre hay que pagarle las cosas, llevarlo a su casa y no se acuerda ni de tu nombre.

No contratemos a X que es "mala onda" cuando tiene tres títulos y es super eficiente.

No vayamos a tal restaurante que es "mala onda", sólo es lindo, te atienden bien y se come barato.

Metanse su medidor de ondas en el orto!!!!!!!

Anónimo dijo...

Sin un medidor de ondas es obvio por lo que decís que el que no tiene onda (es un amargo!) sos vos.

Anónimo dijo...

Maten al gordo pito chico de gustavo sala . Que tipo falto de ideas. Me da tristeza. Lo único que hizo fueron los dibujitos para el Toledo. Que pibe salame. Se viene repitiendo que da asco.

Anónimo dijo...

maten a agustín marangoni, que tiene menos idea de arte, que el que pinta con aerosol en la catedral

Anónimo dijo...

Ayer estuve en Toledo, miraba a la cajera y al de al lado, y al de al lado... y no se me ocurrió por qué habría que matarlos. Bastante tienen con trabajar ahí, bancarse a las viejas hinchapelotas, la gente insoportable porque sube todo...
En la bolsa no había dibujitos de Gustavo Sala (ni de Marangoni).

Anónimo dijo...

Los onda new se creen muy cool y considerarian un grasa a la señora que lee el horóscopo, va a que le tiren el tarot o consulta con una bruja. Sepan que es la misma boludez.

Anónimo dijo...

Che este post estaba gracioso, pero ahora los adolescentes del illia les coparon el blog. Qué bajón! Al menos a esta hora deben estar en la escuela.

Deberían poner un cartelito que diga: intente que su comentario sea ingenioso o pruebe con puteada breve. No intente versiones psicologistas suponiendo que escriben esto porque tienen granos, las minas no les dan bola, son unos frustrados y resentidos, les llenaron la pecera de Tang.

Anónimo dijo...

Che, gente, qué tal un "Matemos a los turistas"? No falta mucho para que arriben a la ciudad y la transformen en un infierno aún peor...

Anónimo dijo...

Matemoslos porque se creen mejor que nosotros por hacer esas boludeces.
Yo admito que vivo en Occidente posmoderno, no en Oriente antiguo, que vivo alterado y que prefiero un rivotril a un té de yuyos.

Anónimo dijo...

Ý con la excusa de que es natural, se la pasan fumados todo el día (así como alegan que no saben qué tienen las vacunas les diré que tampoco saben qué tiene el caño que se fuman)

Anónimo dijo...

Hagan otro post que ya me cansé de este debate circular.

Anónimo dijo...

este post es mejor que el del illia, lo que pasa es que interpela a una comunidad más diversa.

Anónimo dijo...

Hablen de la biodanza!!!!

Anónimo dijo...

Y los chacras. Alguien me explica que son?

Anónimo dijo...

No paro de reírme con este blog. Me gustaría felicitar a los autores, pero me imagino que a esta altura es imposible que cuenten quienes son ya que los persigue una horda de indignados. Así que me conformo con mandarles mis respetos por este medio.
Matemos a los que ponen restaurantes y bares modernos donde se come para la mierda y es caro, pero lograron posicionarse como cools (se les va a ocurrir un nombre mejor).

Anónimo dijo...

por favor,
matemos a tinelli!

Leo1984 dijo...

Es la primera vez que entro a este blog. Diría que está muy bueno, pero temo represalias en posts futuros, así que me limitaré a decir que se extrañaba un blog coneste nivel de corrosividad. Sigan así (o empeoren)

Anónimo dijo...

Matemos a Osho (ya se murió, no?). Bueno, matemos a los pelotudos que lo leen.

Anónimo dijo...

Y dejemosnos de boludeces como la equinoterapia. Si estás como el culo no te va a ayudar un caballo!!!!

Anónimo dijo...

A mi me da por las bolas la musicoterapia. Es cierto que la música es linda y buena para el espíritu, pero si estás enfermo posta no te vas a curar con un xilofón. Y también matemos a los que compran los discos de "efecto Mozart" pensando que si el pibe escucha música clásica va a salir brillante. Hay otras influencias más grandes: tener padres pelotudos, por ejemplo, neutraliza a Mozart, Beethoven y Bach juntos.

Anónimo dijo...

Al que dice lo de la equinoterapia: no sé si los caballos son buenos, pero conozco unas cuantas minas a las que les haría bien un burro.

Anónimo dijo...

Quedate tranquilo que seguro que a alguien curra con la burroterapia.

Anónimo dijo...

Llegué acá por el comentario de un amigo y me cagué de risa. Necesitan difundirlo más! Hagan un facebook!

Anónimo dijo...

No sé, los antisemitas hacen también comentarios profundamente irracionales y a ellos no los bardean.

Anónimo dijo...

maten a todos los que hacen relajación!

Anónimo dijo...

Faltan los que van a "retiros espirituales" o como se llame. Supongo que será para enfiestarse, y en tal caso no los critico... pero deben que tener que fingir meditar y esas boludeces.

Anónimo dijo...

En todos los trabajos hay un par de esotéricos que aprovechan la depresión ajena para mandarles sus teorías mágicas para solucionar las cosas. Hay que matarlos!!!

Anónimo dijo...

Odio toda la paja de la autoayuda y las terapias alternativas. La descripción debería haber sido peor.

Anónimo dijo...

Yo no me banco toda la pelotudez de los mandalas. Son muy bonitos. Pero no creo que pintando con lápices de colores como si hubieras regresado a la primaria y tuvieras que hacer los deberes vaya a mejorar algo de mi vida.
Son dibujos no centro energéticos!!!!

Anónimo dijo...

No se olviden de los que van al numerólogo!!!! Con sólo decirle nombre y fecha de nacimiento sabe cuanto vas a pagar de ingresos brutos.

Anónimo dijo...

Es preciso mencionar a las constelaciones familiares!!!!

Diego dijo...

Excelente post!! Pusieron en palabras muchas cosas que yo no sabía cómo expresar.
Dato anecdótico, estudio en la FADU y el fumón buena vibra me tiene harto (si hasta tenemos una "ecoaldea" ahi a unos metros de la facultad!).

Diego dijo...

Algo más: "El ama de casa buena vibra" no se pierde un solo programa de Claudio María Domínguez y te va a tildar de mente cerrada cuando le confieses que no creés en nada de eso.

Anónimo dijo...

Si te dijeran "mente cerrada", vaya y pase, pero seguro que te tachan de no tener "open maind" que es mucho peor!

Anónimo dijo...

Cuánta ignorancia... intolerancia... Patético...

Anónimo dijo...

Hay Hay Hay... estas chicas de SIBELIUS!! En lugar de dar la cara y decir que son ellls las que escriben este blog, se meten con nombres falsos a acusar a otra gente para asi despistar. Cuando alguien las buchonea lo borran al toque o meten 100 post para mandarlo al fondo. Caretas!

lili dijo...

Muy buena! ya lei mas posts y se nota claramente la marca de manos diferentes. Al q escribe estos, estan muy buenos.
besito

Anónimo dijo...

Es obvio que hay muchas manos en este blog. De hecho conozco a varios que se jactan (¿?) de haber escrito aquí. La mierda (ataques personales, descalificaciones, insultos) está siempre en comentarios que aprovechan este espacio de mandar fruta para algún arreglo de cuentas personal: ya sea criticando a la nueva novia de su ex novio o sindicando a alguien que detesta como el autor del blog. Y siempre el odio tiene que ver con que ganó el premio, concurso o la beca que ambicionaba este "anónimo".

Onan dijo...

No sé cuántas manos puede haber... que yo sepa, la paja se hace con una sola.

Sirsia V dijo...

Hola. Gracias por el "artículo". Me pareció divertido, elocuente, veráz... Genial.
No comparto tema vacunas, las vacunas son una cagada. Tal vez una pequeña porción, son un mal necesario en sociedades con mucha pobreza. Sobre tema vacunas hay larga data de investigaciones científicas y discusión... (vale chusmear algo de información sobre el tema)
Fuera de eso... apoyo y apollooooo! envenenemos el tofu de los buena vibra! jajaja
Me quedo amiga de este blogg aunque moleste. salú.
PD= el "adivine la palabra" de aca abajo se pone cada vez mas complejo