lunes, 14 de febrero de 2011

Matemos a los que festejan el día de los enamorados


Era un post obvio, tan obvio que nos daba paja escribirlo, pero mientras mis colegas en esto de arponear ballenas andan escribiendo boludeces (¿payasos?) yo me hago cargo. Y como ustedes, que nos critican pero no podrían sostener la calidad y lo atinado de nuestros juicios sobre TODO, igual se van a quejar, ahí va: matemos a los que festejan el día de los enamorados.

Convengamos en una cosa: San Valentín es un señor gordo y millonario, más que el que inventó Facebook y ahora se está cagando de risa. San Valentín es el gerente de un banco que nunca te va a dar un puto crédito. San Valentín es un gurú, hoy, que vive de los derechos de autor (sí, algunos pueden). San Valentín es cualquiera. Y no importa que sea un invento extranjero, es una reverenda pelotudez.

Matemos a los mogólicos que festejan cualquier cosa, pero especialmente el día de los enamorados. En 2008 le recomendábamos a un “famoso” escritor local que se callara la boca y no nos hizo caso, es más, se hizo la víctima y casi es famoso de verdad. Así que sabemos que ustedes, queridos lectores que no tienen, evidentemente, nada mejor que hacer, después de este post saldrán corriendo a celebrar el inconmensurable amor que se tienen con sus novios/as, maridos/as, concubinos/as, perros/as, amantes/es (deberíamos poner esa nomenclatura tipo noviXs pero imaginen que hablamos de cualquier tipo de relación en donde sí o sí se coje, de eso de trata en definitiva). Y caerán en esta farsa no sólo con besos y abrazos que los convenzan de que sí, vale la pena acercarse, confiar, dar todo por el otro, por esa media naranja que tanto les costó conseguir (una manzana, y cortada por Sofovich hubiera sido mejor como imagen –si se trata de minas, ¡me anoto en cualquier elección de Sofovich!), sino que también comprarán alguna berretada.

Estamos hablando de regalos. Obsequios. Presentes, ¡nunca mejor dicho en este caso! Le regalás un presente a la persona que, no tengas dudas, será tu pasado. Esta es buena, podríamos cortar el negocio del amor con una leyenda oscura: pareja que festeja el día de los enamorados, pareja que se separa. ¡Vamos a armar un grupo de Facebook! No, no podemos, nos echaron de esa fraterna red social (y no vamos a contar por qué, pero sospechamos que el heredero de una librería comercial se enojó un poquito con nosotros… todo porque cuestionamos el concepto de belleza de una admiradora que le dejaba comentarios babosos en cada una de sus fotos… ¿está mal expresarse si la mina tenía una visión deformada de la realidad o está del moño?)

En fin, hace unos días me ofrecieron una cosa tan horrible para agasajar a mi novia que me indigné. Primero, porque me vieron cara de pelotudo celebrador del 14 de febrero. Cara de pelotudo debo tener pero por otras cosas, más dignas, como hacer este blog con mis amigotes (otros tienen más cara de pelotudos pero no matan ballenas sino que aplauden imposturas, frases hechas y forradas bienpensantes por el estilo). Segundo, porque la mierda que me ofrecían bajo la etiqueta de “artesanal” (matemos ya a todos los artesanos que quieren hacer unos mangos extras) no ameritaba que su creador hubiera pasado los nueve meses en el vientre materno. Se trataba de una especie de cuadrito, que no colgarían ni siquiera en una sala de tortura, en la que dos muñecos humanoides (una versión libre de la figura humana, sin dudas) entrelazaban sus manitos (a una, estoy casi seguro, le faltaba un dedo) y se besaban bajo una especie de paisaje campestre y un cartelito que decía, obviamente, “Te amo”. Creo que lo que más me indignó fue el uso de este eufemismo. Es más, tal vez me hubiera bancado el cuadrito lleno de materiales: paja, telas de colores, plasticola brillante, porcelana fría y no sé qué carajo más (compran todo en esa librería del orto que se autodenomina la más barata de todas) si no fuera por esa frase carente de sentido, vacía de contenido, no importa quién o cuándo la diga. Sepan todos ustedes que “Te amo” no significa nada. A ver, ¿no se sienten ridículos apenas la dicen? ¿No sienten que una vez dicha cagaron fuego? Automáticamente hay vía libre para hacer cualquier cosa. Porque es así: una vez que la dijiste, cruzaste un límite, el límite de la tranquilidad y la libertad; en definitiva, la posibilidad de que nadie te rompa las pelotas. Pero para cuando cruzaste esa delgada línea con un “Te amo”, que te transformará en un esclavo y en un energúmeno, ya te diste cuenta y empezás a disimular que te fuiste al carajo. Y coronás la farsa con un regalito cada aniversario y, por supuesto, cada 14 de febrero. Sos patético, pero mientras garches bien, podés hacer la vista gorda, ¿no?

Festejemos amigos este hermoso día, entonces, con un lindo regalito fetichista que condense toda nuestra capacidad amorosa. Colaboremos con la multinacional que se esconde detrás de cada artesano advenedizo que juega con nuestros sentimientos. Ah, y no lo guarden después porque les recordará lo grasas que fueron y la patética historia que tuvieron con lo que seguramente será otro muerto en el placard.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Venía leyendo contenta, era todo risas hasta que leí la palabra "mogólicos" y ya no pude leer más. Con todo respeto me parece que sería mas saludable cambiarla.

Carolina Bugnone dijo...

ja! coincido con el comentario anterior, sacando eso, me gustó. no te estás juntando mucho bukowski vos? cinismo, desprecio por detalles amorosos: irresistible. lo más políticamente incorrecto que he leído últimamente (eso es un piropo)

Nónimo (mal pensante) dijo...

Hay gente que se queja de los post, yo me quejo de los comentaristas. A los dos de arriba ya se les dedicó un post:

http://matemosalasballenas.blogspot.com/2009/05/matemos-los-bien-pensantes.html

Y, obvio que a San Boludin lo inventaron para llenar un hueco en el calendario. Incluso las empresas hacen que todo dure un mes "en el mes del amor, regalale un celular choto, que eventualmente ella va a usar para llamar al tipo con el que el te va a poner los cuernos".

Anónimo dijo...

hola matemos a las ballenas!este es un movimiento inteligente que nace del odio por esta sociedad hipócrita y enferma cuyo futuro inexorable es undirse en un pozo de caca???? mi hijo con sindrome de down,mira conmigo a Capussoto y me canta los temas de Violencia Rivas, como Metete tu cariño en el culo!!!feliz día de San Valentín!!

Rascapupo dijo...

CB: Bukowski es otra cosa...

Igual el párrafo de la artesanía está muy bueno!
Tiene un buen balance de 80% observacion 20% puteadas. El resto al reves.

Anónimo dijo...

Qué quilombo se armó en el facebook de Viñao por este blog. Pero bue, al menos ahora resulta avidente quien lo hace...

Gonzalo Viñao dijo...

1. no me hago cargo del blog, ojala me cupiera semejante mérito, apenas la notita que firmé, en contra de los comentarios pelotudos de los mal cogidos

2. tengo la idea de que un mogólico es un imbécil es un idiota es un subnormal dedicado a fastidiar al prójimo es un infeliz es un pelotudo es un insoportable fastidioso

personalmente, uso mucho la palabra "mogólico" para calificar a esa gente sin inteligencia ni imaginación que se dedica a joderme la vida porque no tiene otra cosa que hacer

no tengo dudas: está sobradamente claro que una persona con síndrome de down es otra cosa muy distinta a un mogólico

entonces, me llama mucho la atención que alguien se ofenda por el uso de la palabra mogólico, debido a una supuesta relación entre "down" y "mogólico"

es decir, esa relación no la establezco yo, la establece el ofendido


G.

Anónimo dijo...

Bueno Gonzalo no podés negar que la relación existe (los rasgos de Mongolia de ojos achinados tienen similitud con Síndrome de Down). Aunque también hay un uso cotidiano de la palabra que tiene que ver con alguien que no te fumás por lo idiota. Pero seamos sinceros en cuanto a que por más que nos censure el INADI todos usamos: enano, tullido, puto y mogólico como insultos.

PD: Hablando de este asunto, no entiendo por qué Malgieri se enoja con los arponeros si nunca se metieron con los putos.

Gastón Malgieri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Gracias Martín Zariello por este blog tan representativo de nuestra/s identidad/es. también me gustaron muchos tus comentarios y sobretodo las fotos de Rocio de gran hermano en tu blog notiblog. gracias abrazo enorme

Ricardo dijo...

Nadie se dio cuenta de que todo el post era una excusa para decir que "tiene novia" y, por lo tanto, no es un perdedor que no coge.

Felicitaciones al autor de Matemos... por tener novia y coger.

Anónimo dijo...

Qué puso y borró Malgieri? Que le conteste a esta manga de tontitos (no usemos otra palabra que se arma).

PD: Convengamos que es un embole usar eufemismos de forma constante.

Anónimo dijo...

Te parece? Para mi escribe esto porque no tiene pareja ni proyecto de tenerla (por fealdad, no por elección). Si encontrara a la descocida dejaría de escribir (como esa gente que no ve más a sus amigos cuando forma pareja).

Anónimo dijo...

Ahora que empiezan a firmar, dar la cara y tener más seguidores esto ya no me divierte tanto. Prefería cuando los perseguía y amenazaba el escritor psicótico.

Nónimo dijo...

Eso suena a los tipos que dicen "a mi esa banda me gustaba antes, cuando no los conocía ni los parientes, los discos sonaban horribles, y los músicos estaban re drogados cuando tocaban en vivo... ahora se vendieron".

hay suficiente bandas pedorras (y/o de covers) de Mar del Plata que merecen caer en un triturador de basura, como para dos o tres posts.

Anónimo dijo...

Como siempre: aquí perdedores, resentidos, que no aman, no cojen, no tienen amigos, no les gusta la ciudad donde viven... y destilan todo su venenito.

Anónimo dijo...

Peor son revistas como la Melódica que se pretenden culturales y son la misma mierda que lo que decíamos recién.

Ulan-Bator libre! dijo...

Hbran ido de la embajada de Mongolia a quejarse por la comparación con la gente con sindrome de down? Y con la comparacion con gente despreciable pero sin sindrome de down?
Pensemos en los mongoles, ellos han sido los primeros perjudicados.

lia dijo...

Adhiero a lo k dice sobre San Valentín y k se podría hacer extensivo a otras conmemoraciones, como Halloween.Me pareció hiper desagradable que utilizara el término "mogólico" para subestimar,desestimar,etc dado que ese no debería ser un insulto porque sabemos que se les llama así, en gral, a los k sufren el síndrome DOWN.Reverlo,x favor.Lía

Anónimo dijo...

esto es muy bueno!:
"Sepan todos ustedes que “Te amo” no significa nada. A ver, ¿no se sienten ridículos apenas la dicen? ¿No sienten que una vez dicha cagaron fuego? "
es que siempre se cumple...

Anónimo dijo...

El peor post de todos. Es obvio que San Valentín es una boludez y que quienes lo festejan (mujeres pelotudas y hombres pusilánimes) merecen la pena de muerte. Pero esperamos de ustedes sugerencias de asesinatos más originales.

Anónimo dijo...

Paula Chaves de novia, otra versión y + fotos ( 1 2)
DaFeBa 22/03/11 23/03/11 11:52
Maria Eugenia para Sarkany campaña 2011 - parte2 ( 1 2 3)
DaFeBa

Anónimo dijo...

Y, obvio que a San Boludin lo inventaron para llenar un hueco en el calendario. Incluso las empresas hacen que todo dure un mes "en el mes del amor, regalale un celular choto, que eventualmente ella va a usar para llamar al tipo con el que el te va a poner los cuernos".

Anónimo dijo...

Para mi escribe esto porque no tiene pareja ni proyecto de tenerla (por fealdad, no por elección).

Anónimo dijo...

Hay Hay Hay... estas chicas de SIBELIUS!! En lugar de dar la cara y decir que son ellls las que escriben este blog, se meten con nombres falsos a acusar a otra gente para asi despistar. Cuando alguien las buchonea lo borran al toque o meten 100 post para mandarlo al fondo. Caretas!

Anónimo dijo...

"Convengamos en una cosa: San Valentín es un señor gordo y millonario, más que el que inventó Facebook y ahora se está cagando de risa. San Valentín es el gerente de un banco que nunca te va a dar un puto crédito. San Valentín es un gurú, hoy, que vive de los derechos de autor (sí, algunos pueden). San Valentín es cualquiera. Y no importa que sea un invento extranjero, es una reverenda pelotudez."
esto es muy bueno, me cagué de risa!