miércoles, 29 de junio de 2011

Matemos a los tuiteros


Desde que tu vieja se abrió un Facebook etiquetándote en fotos familiares impresentables supiste que tenías que escapar de ahí: no le alcanzó con los cortes de pelo de campo de concentración nazi cuando tenías 7 años ni con los joggins de sospechosas telas a los 10 ni con los aplausos histéricos cuando te recibiste.
Pero el mundo virtual no se reduce al muro de los lamentos facebookiano,  Twitter es mucho más porteño, moderno y la mayoría de sus usuarios escriben desde Blackberrys: es el lugar ideal para vos. Claro que este estatuto superior vino a confirmarse recién  cuando Beatriz Sarlo, que viene buceando desde hace varias décadas en la mierda (desde las novelas rosas  hasta los video juegos), los definió como “la espuma de la espuma” (¿?).

Pero tuitero no es cualquiera y convertirse en tuitstar es tan complicado como tener un diálogo de paz, amor y sana competencia con los hinchas de  River en el entretiempo de su último partido en primera división. En primer lugar, hay que familiarizarse con el lenguaje: Avatar, RT, Fav, Mention, #, @, DM, Follow, UFF y  los insoportables verbos derivados de tales actividades como arrobar, favear, retuitear, hashear, etc, etc… neologismos casi tan perecederos como las denominaciones de las facciones  políticas en pugna en 2011 (¿binneristas, alfonsinistas junioristas, genetistas?).

Luego de aprender el idioma y las operaciones básicas necesarias, el tuitero necesita conseguir seguidores (convengamos que no tener seguidores de TW es como tener la mayor parte de tus amigos en FB con tu mismo apellido). Para ello bastará con operaciones similares a las de otras redes sociales o las del colegio secundario: chuparle las medias a los populares aunque la mayoría de las veces no entiendas qué están diciendo o a quién le están contestando. Curiosidades del campo: la gente asume que no coje, que es loser, que se pasa las horas frente a la PC, mientras que los ricos y famosos ponen frases cool desde su Blackberry en las playas del Caribe.

Otra cuestión interesante es el Perfil. Si bien en Facebook han proliferado las identidades truchas (o casi todos son Dr. Jekyll_y_Mr.Hyde, es decir, tienen una identidad legal donde son amigos de su mujer y tienen fotos con los chicos y otra, pirata, con foto trucada  que usan para chatear con minitas o espiarle la vida a la secretaria a la que siempre le tuvieron ganas), en Twitter la falsificación es la norma. Tanto el nombre como la foto y la biografía pueden ser absolutamente cualquier cosa. Algunos de tus “amigos” de allí se llamarán: La tostada loca, Margarito Perón, Orgullo zombi, Tengo Celulitis, Juana de Arcor, La vaca drogada, Mostro Punk o Edgar Allan Poett (nuestro preferido). En las fotos vale poner un cuerpo musculoso, un culo increíble, a la Mujer Maravilla o una  placa roja de Crónica: todo es tan permitido como absurdo.  Los únicos que aparecen últimamente con su nombre y fotos reales (más o menos reales, claro) son los políticos en campaña, que tienen que competir contra los perfiles truchos de políticos en campaña; en muchas ocasiones, mucho más creíbles que ellos.  
Un apartado especial merece la “Bio”. Los creadores de Twitter asumen que sus usuarios no tienen mucha vida, de manera que te dan 150 caracteres para que expliques quién sos. Una vez más la gente utiliza el espacio para mandar fruta: “No pertenezco al 98 % del universo femenino que necesita Activia para cagar”; “Militante activo contra el maltrato de instrumentos musicales”; “Fóbico, hincha pelotas, cómico frustrado, músico aún más frustrado, cantante cuasi afinado, lector compulsivo, deepcamboyano”; “Si buscás algo ingenioso te equivocaste de ventanilla. Es acá al lado”. Igualmente son preferibles estas biografías absurdas que aquellas enumerativas, insufribles, al estilo: “Madre, trabajadora, nac&pop, esposa, pero sobre todo MUJER”. Todo es mentira y a nadie le importa, se está ahí para fingir que somos otra persona: alguien más moderno, irónico, exitoso e inteligente sobre todas las cosas (y, ojo, cuesta ser inteligente aunque sean 140 putos caracteres). Lo malo es que como todos mienten descaradamente el Twitter no tiene la utilidad del Facebook para espiarle la vida a la gente.

Así como a todos les chupa un huevo la identidad real, tampoco importa un carajo que aquello de lo que se hable sea una flagrante mentira: en  Twitter todos los días muere algún famoso y no importa que puedas abrir una ventanita al lado para corroborar que es cualquiera, seguirás difundiendo la noticia trucha (“Murió Cacho Castaña”, “Murió Chávez”, “Marcela Morelo perdió un brazo en un accidente de tránsito”; “Gustavo Cerati guiñó un ojo”) y creyendo con igual firmeza en la que surja al día siguiente.

Obviamente, el Twitter, como el tránsito  o cualquier oficina, estará lleno de gente patética que tendrás ganas de asesinar. Especial mención merecen los arrastrados que dicen: “Te sigo, seguime”; “Vale la pena vivir la vida, plis RT”; “Tengo 199 seguidores, por favor que se sume uno más así llego a los 200!!!!” (a lo que contestás, obvio, dejando de seguirlo, así está en 198). Pero abandonemos a  estos usuarios borders y la descripción de sus conductas opas, no sólo porque son insufribles sino porque existe una excelente tipología de los usuarios de Twitter,  hecha por Blogpelotudo.

Una cuestión fundamental es la de los 140 caracteres. Todo debe ser dicho en frases que no superen esa extensión, lo que nos transforma  en insoportables  Naroskys (o su versión chilena mejorada, Jodorowsky) que vivimos inventando aforismos más o menos ingeniosos del estilo: “Vender un hijo, quemar un libro, fumar un árbol”; “Con miga no”; “Twitter es un arma de distracción masiva”; “Cuando un puto muere su alma vuelve al placard y se queda allí para siempre, ordenando la ropa por colores”; “Parka, esperá un Cacho”; “Siempre fui mucho más fan de los finales que de los principios”; “Violencia es mentol”; “Me da más seguridad un boliche de Chabán que Luchetti saliendo a cortar centros”; “Quiero profundizar la modelo” y otras gansadas por el estilo. Así que olvidate de informar, debatir, hacer campaña contra las drogas  y otras actividades fútiles por el estilo. Twitter es el espacio para los Pepe Muleiro de la red, los humoristas frustrados, o los frustrados a secas. En la vida del infeliz tuitero, cuando un tweet le gusta a más de cinco changos le regalan una estrella gigante, y si son más de cincuenta, un trofeo estilo Mario Bross (el favstar es un concurso imaginario en el que todos participan aunque no ganen nada). Es decir, cuando empezás a usar el Favstar para ver cómo rankean tus frases, estás completamente en el horno. Cuando tus tweets sean exitosos, llegues a un número redondo grande de seguidores o aparezcas en muchas listas, lo comentarás irónicamente en el propio Twitter: serás lo suficientemente canchero como para reírte de lo nabo que sos; pero no lo bastante como para dejar pasar el ínfimo logro.

PD: Por supuesto que todos los nombres, biografías y tweets son reales. Pueden entrar a buscarlos, hacerse adictos y no regresar más a la vida normal. Es lo que nos pasó a nosotros que entramos a ver qué onda y escribir un post y fuimos abducidos por esa mierda.

43 comentarios:

g. dijo...

ustedes SI que saben de qué hablan. temblé de miedo - debo confesarlo - pensando en encontrar un tuit mío metido ahí en la enumeración, y respiré cuando vi que no había (creo, porque a veces tuiteo de faso, y no me acuerdo que pongo).
los quiero chicos, y los banco a morir.
genios de tuiter.

Anónimo dijo...

Buenísima la descripción!

Sarlo un poroto.

Gonzalo Viñao dijo...

quiero saber YA quién escribió: “Cuando un puto muere su alma vuelve al placard y se queda allí para siempre, ordenando la ropa por colores”, ¿Dios?

budin dijo...

Twitter, a mi criterio, tiene la dinámica de un supermercado.

Si entrás a pasear sin listita, te llevás boludeces.

Hay que divertirse.

Aplauso cerrado.

SaluT!

AndyPeCas dijo...

Yo estas verdades de perogrullo ya las sabía pero las tenía como escondidas en un rincón conveniente de mi inconciente. Pero han quedado plasmadas con tan terrible veracidad que no puedo más que sentirme identificada y con ganas de suicidarme.
Bien ahi, eh!!! Besos

Anónimo dijo...

¡Muy buena! Martín Zariello.

Anónimo dijo...

cuándo empezamos con los asesinatos?

o es todo una metáfora pelotuda?

Anónimo dijo...

Ehhhmmm
para mi gusto, a este post le falta cocción.
lo leo y no me dan ganas de matar tuiteros.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Genial todo. pero cuando leìmos “Tengo 199 seguidores, por favor que se sume uno más así llego a los 200!!!!” (a lo que contestás, obvio, dejando de seguirlo, así está en 198) estallamos. literalmente. Saludos!

Charly dijo...

Uno de los mejores que leí... o el mejor.
Che, ¿los sacaron de Facebook? Quiero entrar y no puedo.

Ricardo dijo...

A mí me dan ternurita los que piden seguidores para llegar a los 200, 800 o 1600. ¿Cuál es la obsesión por los números redondos? Entiendo que se tratan de twitteros con un grave TOC y bueh, me identifico y los sigo, ¿vio?

Twitter es una descarnada lucha por ser el más gracioso. Eso, de por sí, ya es gracioso.

Anónimo dijo...

Se nota que este post fue leído por muchos tuiteros que no conocen la dinámica del blog. Aquí los comentaristas no entran para elogiar sino para putear.

Cuando leí lo de Edgar Allan Poett y lo de los putos, tuve ganas de abrirme un twitter.

Anónimo dijo...

El que es un cornudo es Agustín Marangoni.

Andrea Carboni.

Anónimo dijo...

Otra vez les cancelaron el facebook?

Para mí es porque tienen un post sobre Matar a facebook. Y hacen uno sobre Twitter?

Anónimo dijo...

"El que es un cornudo es Agustín Marangoni.

Andrea Carboni."

Ese si es un comentario digno de este blog!

Anónimo dijo...

Volvió el viejo estilo Matemos. Aquel que nunca debieron abandonar (¿?)

Anónimo dijo...

Muy bueno, hagan otro face que no tengo twitter y después de leer esto no quiero tenerlo (tanta pelotudez es altamente adictiva).

Anónimo dijo...

¡EPA! ¿qué pasó? ¿versión soft de matemos a las ballenas? ¿dónde está la sangre? ¿dónde está la lapidación injustificada? ¿dónde la histeria de los comentaristas?

muchachos, qué blandos que se pusieron... sisi, el post es "lindo", "se deja leer", está "lleno de ingenio"...

QUEREMOS MUERTE Y DESTRUCCIÓN!

Veronica Centurion dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Veronica Centurion dijo...

debo ser una de las pocas que entró y salió sin ser abducida ni seducida por la magia TWT,seguro me dolerá en el futuro no tener mil seguidores, aunque con tener diez amigos me alcanza!
pero es una forma de vida, y hay que aceptarla: los que comen, cogen, miran pelis, escuchan música, abren y cierran pestañitas de un ciber-silencio absolutamente irreal...

chicos,el mundo es grande y cabemos todos perfectamente,
-los que pasamos menos de una hora al día frente al monitor,
-y...el resto

no sé quiénes son, tampoco es fundamental saberlo, pero escriben bárbaro, al menos aprendí algo sobre la nueva bosta internética,
gracias por la instrucción!!

Anónimo dijo...

alguien que dice que no le importa quién hace el blog! Aleluya!

Ah! Matemos a los que esperan a las 20 hs. para tirar el mejor tweet en prime time.

Anónimo dijo...

Los comentaristas de este blog están absolutamente dementes. Sepanlo.

Anónimo dijo...

Bueno, los los autores tampoco parecen muy equilibrados.

opanamberuan dijo...

Me siento mal porque no entendí: “Violencia es mentol”... (lo digo en voz alta a ver si tiene algun juego de sonido, pero nada tampoco...)

Anónimo dijo...

Es muy feo explicar un chiste:

violencia es mentir
violencia es menthol

Además, pierde toda su gracia.

Anónimo dijo...

Qué vuelva el puterío que hace mucho frío y necesito algo para divertirme.

Anónimo dijo...

El que es un cornudo es Agustín Marangoni.

Anónimo dijo...

Y... la cara la tiene.

Anónimo dijo...

cornudo no sé, pero nabo, seguro: tenés que serlo si cuestionás la tapa de la última Barcelona.
sigan con este estilo de post, son los mejores

Anónimo dijo...

Matemos a las ballenas es una alegría dentro de la desolación marplatense. Al menos alguien que se ríe de las mismas cosas.

Anónimo dijo...

aparte de ser un cornudo y chizito, agustín marangoni afana en deportea dando un taller de periodismo y nuevas tecnologías, se puede ser tan ladri?
además que tiene menos criterio que una maestra de jardín de infantes embalsamada

Anónimo dijo...

agustín chisito marangoni

Anónimo dijo...

Afanarle a Deportea, no es como robarle a un ladrón?

100 años de perdón para Marangoni.

ella dijo...

Marangoni qué le hiciste al pobre pibe q se la pasa entrando para decirte boludeces? matemos a ese gil resentido!
dejá de romper las pelotas, hno, no tenés otra puta cosa q hacer????
Ah, y gracias al q me explica lo de violencia... ya sabemos q es pelotudo explicar los chistes, pero nunca falta un amoroso voluntario! y con razon no lo entendia... no es muy bueno q digamos, jaja.
saludos!

Anónimo dijo...

Además no creo que Marangoni tenga pito chico con esa altura y el tamaño de las manos...

Anónimo dijo...

Agustín Corneta Marangoni

La que vive al lado dijo...

Gracias a tu post descubrí que soy una mezcla de Copada, vivita y Rain Man -este último trato de ocultarlo, con resultados diversos-.
Debo admitir que ya había estado en Twitter antes y no me gustó. En cambio, ahora tampoco sé si me gusta (porque odio chuparle las medias a alguien al pedo -destáquese esas dos últimas palabras- y porque no soy ocurrente) pero soy testaruda y volví...
Lo que si te digo es que me llama poderosamente la atención como gusrdan los FAV y los RT y la devoción por ciertos personajes que tiran frases que, si las dijeran en público, harían que los apedrearan.
Pero por supuesto, lo que piense no le importa a nadie -menos mal!- porque estoy lejíiiiisimos de ser una "Tweetstar" (son lo efectos de mirar Glee...)
Saludos

Anónimo dijo...

Lejos, el mejor blog de la ciudad.

Anónimo dijo...

reclaman mal humor en los comentarios pero el post entero se sale de la lógica bardera:
les gusta twitter, corazones, lo aman! entre líneas leo afecto por la red social! :)

f.

Anónimo dijo...

Paula Chaves de novia, otra versión y + fotos ( 1 2)
DaFeBa 22/03/11 23/03/11 11:52

Maria Eugenia para Sarkany campaña 2011 - parte2 ( 1 2 3)
DaFeBa

DARIO FERNANDO BADAGNANI (maestro de nivel inicial)

ricky gutman dijo...

Yo prometí que si llegaba al millón de seguidores hacía explotar una estación de servicio. Eso fue la semana pasada. Sumé 2 seguidores. Evidentemente no soy el heredero de bin Laden

gonetil dijo...

Sin desperdicio, chapeau, excelente (con tono de Mr. Burns), o como prefieran. Un post para agregar a mis marcadores, sin duda alguna.

Anónimo dijo...

Este lo escribió Marangoni al que le encanta la paja virtual.