domingo, 12 de septiembre de 2010

Matemos a los médicos rock stars


Estar enfermo es una cagada no tanto por los dolores, padecimientos y precios de los medicamentos sino porque, lamentablemente, en algún momento de la convalecencia (y después de haberte automedicado con todas las sugerencias de tus allegados, más la intervención más que dudosa de uno de los tantos farmacéuticos irresponsables de turno), uno tiene que recurrir a la maligna secta médica. Si no querés arriesgar tu vida en las manos de algún médico de guardia postadolescente que te receta lo mismo siempre, no importa la dolencia que tengas, deberás caer en las garras de un “especialista”, y seguramente no podrás evitar que sea uno de los famosos médicos rock star. Con él te verás sometido a una nueva clase de tormentos, pero más sofisticados y onerosos. ¿Cómo sé que voy a atenderme con un médico rock star? Aquí, amigos, les damos algunos tips (nos encanta ser contradictorios, así que usamos una palabra que denostamos hace algunos post, ¿y qué? ¡Háganse un blog propio, arponeros fundamentalistas de la coherencia y el falso coraje anti anonimato!)

1- Un médico rock star que se precie de tal porta apellido: cuando decís que debés visitar a un especialista y lo mencionás, si es un rock star los ojos de tu oyente se desorbitan. Un médico rock star es un mito: te hablarán de él, te contarán alguna anécdota o simplemente te dirán que su apellido les “suena”. Hay toda una mística en torno al médico rock star que funcionará como excusa para que sus bolsillos se llenen de dinero. Pero hay otro dato importante: siempre que decís su apellido, aparece la pregunta diabólica: “¿padre o hijo?”. Porque el padre del médico rock star fue o sigue siendo un reconocido profesional y, si es posible, en la misma especialidad. Esto no suele ser un fantasma sino todo lo contrario: se menciona con orgullo, como razón de satisfacción personal “ser el hijo de”, en lugar de ver como un hecho poco heroico, el heredar la fama y los pacientes de papá. Lo peor es si el especialista en cuestión no ha sido una eminencia, sino un porteño que prolongó mucho sus vacaciones y decidió quedarse cuando se dio cuenta de que en la ciudad no había competencia y podía hacer una buena carrera si atendía a las viejas adecuadas, aunque no se perfeccionara ni leyera nunca más en su vida. Sépanlo, amigos: familia de médicos no es, necesariamente, garantía de calidad y servicio.

2-Estos famosos médicos no superan los 50 años pero ya juegan al golf (en Acantilados, obvio), van de vacaciones a lugares exóticos, viajan a congresos a “especializarse” y a enfiestarse, y no pueden disimular que han estudiado tantos años sólo con el propósito de recibir regalos de todo tipo que después le encajan a sus familiares para navidad. El juramento hipocrático fue, ahora que son ricos y famosos, un mal chiste que les contaron hace mucho durante alguna fiesta platense. Se hacen los melómanos y los cultos, pero la famosa “letra de médico” no hace más que afirmar que no saben leer ni escribir. Y, obviamente, pese al escalafón que los distingue de otros médicos, y a que su mujer esté operada y divina, caen en la volteada, es decir, se voltean a todas las pacientes, enfermeras, secretarias y residentes, como cualquier medicucho.

3-Conseguir que te atiendan telefónicamente en el consultorio de un médico rock star es más difícil que lograr ganar un plasma en algún sorteo televisivo. Deberemos instalarnos cómodamente en el sillón dispuestos a marcar “rellamar” unas cincuenta veces. Nos darán un turno para el 8 de diciembre, y cuando creamos que la secretaria está fumada y que debe referirse al 8 de septiembre seremos cruelmente desengañados. Efectivamente, y como todos habrán podido comprobar, el médico rock star te da turno de acá a tres meses, y eso si tenés suerte. Existen numerosas razones que explican la forma en que estos sujetos manejan tu tiempo como Nolan en alguna de sus películas “conceptuales”, pero la más relevante es que cuanto más reconocido es un médico rock star, menos días atiende (y más viaja, pero esto va más adelante); sus horarios son tan restringidos como la cantidad de entrevistas que los Kirchner les dan los medios.

4- Resignados, agendaremos el turno agradeciendo que sea en el corriente año (si no, deberemos, incluso, salir a comprar agendas del 2011) y esperando no morir antes. Esto, sin embargo, no sería tan problemático si llegado el día fuéramos atendidos puntualmente. Pero un médico rock star que se precie de tal, debe tener a sus pacientes, que son muy pacientes, esperando por encima de las dos horas. Y esto no es porque le dedique mucho tiempo a cada uno sino porque siempre llegan tarde (“estaba operando”, “tuvo una urgencia”, “fue a visitar a un paciente terminal”… todo menos la verdad: se comió un asado acompañado de un vino tinto que, obviamente, le regaló una víctima y le inspiró un siestón; se curtió a una enfermera nueva en la clínica o viene de jugar al tenis) y desfasan todos los putos turnos que, encima, se verán amenazados por culpa de una nueva mafia, más temible que la estrategias de Moreno: los sobreturnos…


5- Un médico rock star atiende cada vez menos en un hospital o una clínica de aspecto Chascomús años 50. Estos doctores luchan a delantal y escalpelo por conseguir su propio consultorio. Esto, claramente, es una señal de status, especialmente si éste se ubica en alguna casa de estilo refaccionada en la zona sur de la ciudad, o en algún edificio de puta madre con luces dicroicas. Quedan excluidos de estos coquetos consultorios todos los trabajadores de sindicato, ancianitos del PAMI y demás perdedores del sistema. Aquí sólo se aceptan credenciales plateaditas, que se obtienen pagando más $200 para que te cuide la salud una empresita privada.
La sala de espera de estos lugares no escapa, sin embargo, de las revistas recontra pedorras que te ponen en una mesita, los cuadros de terror de alguna paciente resucitada o, peor, de la mujer de algún colega, la música melosa de efecto narcotizante, los carteles impresos en computadora semi pegados en paredes o vidrios informando horarios y días de atención (siempre desactualizados) y mensajes mandones diciéndote cuándo y cómo deberás solicitar recetas, turnos, formularios, etc. Igualmente, los muebles serán muy cómodos (de Sector Privado o alguna casa fashion), siempre y cuando, el estilo minimalista con que decoran todo permita que te sientes en algún lugar.

6- Y llegó el día, y la hora que a ellos se les cantó y, por fin, te encontraste con tu médico rock star. Estabas tan emocionado que, con lágrimas en los ojos, te tiraste a sus pies y tartamudeando… ¡le pediste un autógrafo! El médico rock star, con bronceado caribeño, vestido cancherito debajo de su guardapolvo (Bowen o Lacoste, depende el estilo o… el regalo), te mirará con altivez y condescendencia y te ayudará a levantarte del piso. Sus hijos rubios (el de la derecha será el médico de tus hijos) te sonreirán desde los portarretratos en el enorme escritorio (“Otro gil que contribuirá a que papá nos compre la Wii” parecen sugerir sus rostros bellos y diabólicos.) y numerosos certificados de congresos en los que la pasó bomba decorarán las paredes.
El médico rock star te despachará en tres minutos, pero aunque parezca que no ha sido capaz de ver nada te recetará cinco medicamentos (casualmente todos del mismo laboratorio, el mismo que le pagó el viaje a Europa el año pasado) y te indicará múltiples estudios para confirmar si deberá o no realizar una operación quirúrgica que suena compleja y riesgosa, y a la que no sabrás por qué tendrías que someterte. Pero estás tan contento de haberlo conocido personalmente por fin que nada te angustia, sólo querrás ver su sonrisa inmaculada y apretarle la mano otra vez, en la siguiente consulta, cinco meses y tres horas (en la sala de espera) después.

Amigos arponeros, sépanlo: no importa si es proctólogo o no, un médico rock star siempre te mete el dedo en el culo.

53 comentarios:

Anónimo dijo...

Ponen esto sin apellidos para no tener tanto quilombo. Pero yo me la banco y desde el anonimato les cuento apellidos rock star: Corral, Grimaldi, Amestoy.

Igual el más insufrible de los médicos rock star es Jury.

Está bien que no mencionaran dentistas o cirujanos plásticos porque dan para otros posts.

Anónimo dijo...

También tendrían que tratar en post separado lo feo que es estar internado en las clínicas estilo Chascomús años '50 que mencionan.

Ricardo dijo...

Yo me opongo. Por si acaso, por una cuestión hasta de solidaridad gremial, si quieren.

¿Y si matamos a M. Night Shyamalan, que viene haciendo películas malísimas?

Pero después leo el post y justifico mi oposición a la iniciativa.

Anónimo dijo...

Yo propongo que matemos al Hospital Privado que, con la justificación de que en otros lugares hacen estudios innecesarios que encarecen la medicina, no te hacen ni placas, ni resonancias, ni ecografías... pero realmente ese tema es bastante más serio que el de los médicos estrellas y requiere otro tipo de tratamiento que no sea el de un blog humorístico.

Me reí mucho con lo de las clínicas Chascomús años '50. Etrás con un cuadro menor, pero salís con una depresión...

matemosalasballenas dijo...

Bardeamos! Ricardo que es uno de nuestros pocos seguidores es estudiante de medicina! Nos retractamos, pero no nos abandones (o leé esto atentamente y no te transformes en médico rock star!).

Anónimo dijo...

Por qué no dicen algo de los dermatólogos. Chorros que son poco más que una señora de barrio que te hace máscaras de barro, pero como dice el post, con servicios carísimos y la mayoría son rock star engreídos. Como el consultorio está lleno de minas que no pueden aceptar que se les pasó el cuarto de hora y hacen mil tratamientos para parecer más jóvenes de lo que son, si un pobre pelotudo como yo tiene un problema tiene que esperar tres meses que lo atiendan. La vejez es inexorable: dejen el consultorio libre para los que están enfermos!!!!

Anónimo dijo...

Matemos a los oftalmólogos! Ahora todos tienen clínicas lindas y se llenan de plata con las operaciones láser. Lo que no cuentan es que muchas veces salen como el culo o hacen operaciones innecesarias. Dejen de pensar en arreglar el consultorio y contratar a una secretaria que esté buena y estudien un poquito más.

Anónimo dijo...

Ven que lo que no puede tolerar esta gente es el éxito ajeno?

SONIA dijo...

Soy Sonia de San Nicolás, pcia. de Bs. As. Lejos, los más rock stars, son los cirujanos. Ni hablar si son neurocirujanos!! Estrellas totales, te miran desde un pedestal y te forrean como si te estuvieran atendiendo de favor... Dr. Terreno, ésto es para vos! (entre otros)

Anónimo dijo...

Te voy a cagar a piñas, pedazo de deforme.
Ya se quien sos.

Anónimo dijo...

Es cierto, los cirujanos, de cualquier especialidad son los más soberbios y forritos de todos. En seguida te quieren cortar e internar y de esa manera pueden facturar más que un pobre médico que le debe meter 12 horas de consultorio.

Anónimo dijo...

Obvio que está bien mencionar a los dentistas en otro post... porque no son médicos!!!! Y se les nota. Son sádicos que no se entiende que patología tienen.
Mucho bruto, ignorante, negligente o ventajero en esa profesión...

Anónimo dijo...

A ver si clarificamos: aunque hablen de militantes de izquierda, poetas, médicos oncólogos siempre aparece la bajeza, la envidia, el interés, la mezquindad... esa es la naturaleza humana. Abrevieen búsqueda: matemos a los hombres.

Ricardo dijo...

Bueno, no tengo mucho que objetar al post, en realidad. Concuerdo bastante con la caracterización.

Yo, para el punto 1, estoy hereditariamente excluído, pero me dieron una idea con el punto 3: cuando abra mi consultorio, voy a empezar a tomar turnos con dos meses de retraso. Estaré 2 meses rascandome y comiendo la tierra de las macetas, ¡pero todos van a creer que tengo pacientes pa' tirar pa'rriba!

Saludos, "mortales". :D

Ricardo dijo...

PD para el anónimo del 13 de septiembre de 2010 11:50, que habla de los dermatólogos: los dermatólogos no son médicos. Son médicos brujos, chamanes, gente jodona y piola que no tiene una emergencia ni aunque se caigan las Torres Gemelas.
Son un paso intermedio en la escala evolutiva entre los dentistas y los médicos denserio. :P

Anónimo dijo...

Hay un capítulo buenísimo de Seinfeld sobre una dermatóloga. El protagonista sale con una y discuten porque él le dice que es más o menos como una esteticista. Entonces aparece un tipo al que lo salvó de un cáncer de piel... y pierde la discusión (y la mina que por supuesto se ofende). En la misma serie: acotaciones geniales sobre dentistas. Si hacen un post sobre esto roben de ahí o cuelguen directamente video.

Anónimo dijo...

También sería preciso hablar de los psiquiatras. Y ni te cuento de los psicólogos. Nunca podés conseguir turnos. Te estás por suicidar y te proponen atenderte en cuatro meses. Por qué no tienen turno? Es un fenómeno obvio: a un médico se le hace lugar a medida que los pacientes se curan. Como con la terapia no se le soluciona la vida a nadie, sino que siempre aparecen nuevo problemas, los psi tienen cada vez más pacientes y dinero... salvo por los que entran en rebeldía, logran suicidarse o terminan internados.

Este es el mecanismo básico. Escriban un post sobre eso y los comentaristas, que nos hacemos los indignados por las cosas que ponen, entraremos a tirar apellidos como locos.

Anónimo dijo...

Maten a los psicólogs... y es especial: a las psicólogas!!!! Es muy necesaria bomba en la facultad local. El bocho no les da para Lacan y te cagan la vida sin que siquiera les puedas hacer juicio por mala praxis!

Anónimo dijo...

Putos!!!! es obvio que la respuesta no es ninguna de estas. Yo elegiría "cobardes al pedo"..

Anónimo dijo...

Por qué no hacen la encuesta: Quién odia más a Matemos a las ballenas?
Los ecologistas
Aletto
Las chicas de Frida
Todos los acusados de hacerla que no tienen nada que ver

Anónimo dijo...

se puede "odiar" un blog?

y "cobardes al pedo" es bastante choto...

a mí me hacen gracia los comentaristas ofendidos, realmente.

Anónimo dijo...

Lo que es re choto de los médicos hoy es que vas por una cosa y empieza una seguidilla de estudios y nuevas consultas. El problema es que, entonces, tenés que entrar en esa mierda de pedir turnos y órdenes y armarte una agenda especial para acordarte de todo ese quilombo, y compaginar que se pueda tener todo en fecha. Es verdad esa idea de que tardan tanto que tal vez te morís antes.

Anónimo dijo...

Qué pelotudo este debate sobre quien hace el blog cuando es obvio! Marangoni pone en su facebook que odia a Greenpeace, que justamente protege a las ballenas. En la radio o en sus "notas" escritas maneja el mismo tipo de humor soberbio, cultoroso, pretendidamente irónico y snob.

Matemos a Marangoni que se hace el periodista cultural recomendando a Pizarnik en la Rock & Pop (¿?) y después escribe estas berretadas sobre Mar del Plata pretendiendo ser polémico y gracioso.

sand(r)eces dijo...

Allá abajo todos tienen apellidos vascos, italianos o alemanas, pero de este lado del continente los médicos para ser rock star tienen que tener apellidos raros. Si eres Dr. Pérez, cagaste (te haces médico de familia de barrio). A menos que seas Dr. Pérez-Zengotita, hijo(ahí eres cardiólogo de zona cara).

Anónimo dijo...

quattordio? sólo sería capaz de hacer un blog que hable de sí mismo, no de los demás...

viki dijo...

y ami de dónde me sacaron???
Si a mi me gusta parlei pero no mucho pensarei.
No tengo idea de qué hablan, de dónde salieron ustedes?

Nonimo (en sala de espera) dijo...

Los médicos rockstar atienden tarde porque hace sobre turnos, reciben a sus amigos entre pacientes, los escuchás cagandose de risa media hora, y cuando te atienden a vos te despachan en dos patadas. Los oftalmologos son chotos, pero los peores son los traumatologos, son unos sádicos que se rien mientras te duele todo siempre quieren que compres ortopedia carisima, o ponerte tornillos en algún lado.

Anónimo dijo...

mi médico, evidentemente, es rock star y no tengo tantos inconvenientes como ustdes dicen, sí la espera larga y embolante... lo que empeora las cosas, en realidad, es la cuestión de la medicina prepaga, los trámites, los bonos, las autorizaciones... y todo eso es, obviamente, más espera: para estar enfermo hay que tener aguante, y sos un viejo apaleado por los años, más todavía!

Anónimo dijo...

Grandioso y lucido comentario sobre los matasanos stars de Marpla chochamus !!!!. Puede aplicarse a otras ciudades, estos sofaifas tostados por Febo o maquillados (Dr. Cordero en Bs. As.), existen en todas partes.
Adelante con el Blog aunque japendes o jovatas de Letras no logren procesar en su marote la sutileza de su titulo y se horrorizan con el Matemos...(como lo harian Leuco o Magdalena Ruiz Guiñazu). Objetan el titulo porque les duele el contenido!!!.
Pero ALEGRENSEN chochamus escribidores aterrizados en Marpla por nacimiento o adopcion, no estan equivocados ni demonizados en vuestra accion, hoy 23 de Septiembre de 2010 el Papa recibio a vuestro preclaro Intendente PULTI (si con mayusculas!) y nos envio un saludo a TODOS los marplatenses, sin exclusiones: vivillos y ludobos, marmotas e inteligentes, pacatos e irreverentes, si a todos!!!.
Respiren chochamus estan incluidos!!.
El besaanillospapal que se mando Pulti los exime y los libera de las culpas que quieren cargarles los propietarios del: de eso no se habla.
Gracias Pulti por haber soportado la cola y haber alcanzado con tus labios el anillo papal que salva y redime a Marpla y a todos los que estamos adentro!!!

Anónimo dijo...

también están los oculistas rockstar: mismos tiempos prolongados para lograr un turno y después para atenderte; mismo estilo de trabajo; mismos montos siderales de consultas y ni hablar de operaciones; misma mala praxis en muchísimos casos!!!
cuántos oculistas rockstar nos dejan ciegos de un ojo pero antes nos encandilaron con su fama???

S.A.

Anónimo dijo...

los voy a cagar a piñas, pedazos de deformes.
Ya se quienes son.

Anónimo dijo...

Este blog es como el programa de Rial: todos dicen odiarlo, pero no se lo pierden a ver cuando hablan mal de alguien

Anónimo dijo...

para mi gusto escriben demasiado
es largo, dan muchas explicaciones
pero me genera interes que los titulos siempre sean " matemos" me parece re bien

Anónimo dijo...

cheee por que no matan a LIVERPOOL BAR y a todos los que se hacen los rockstars q son unos bebés de pechioo..

Anónimo dijo...

martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello
martín zariello

Anónimo dijo...

Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni
Agustín Marangoni

Anónimo dijo...

Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato
Zulma Lobato

Anónimo dijo...

Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador
Aguante Ecuador

Anónimo dijo...

Alguien me explica que significan estos últimos comentarios? Qué el blog lo escribe Zulma Lobato? Qué lo hacen los policías golpistas de Ecuador? Marangoni hace esto?

para qué tanta pregunta,
a ustedes les parece que alguien va a reconocer que hace este blog de cuarta??

Anónimo dijo...

Alguien me explica que significan estos últimos comentarios? Qué el blog lo escribe Zulma Lobato? Qué lo hacen los policías golpistas de Ecuador? Marangoni hace esto?

para qué tanta pregunta,
a ustedes les parece que alguien va a reconocer que hace este blog de cuarta??

Anónimo dijo...

Alguien me explica que significan estos últimos comentarios? Qué el blog lo escribe Zulma Lobato? Qué lo hacen los policías golpistas de Ecuador? Marangoni hace esto?

para qué tanta pregunta,
a ustedes les parece que alguien va a reconocer que hace este blog de cuarta??

Anónimo dijo...

tiene miedo

Anónimo dijo...

No tiene nada que ver con nada. Pero este blog es bastante K. Le tirará unos manguitos Aníbal Fernández?

Anónimo dijo...

Ni hablar de los cirujanos plásticos. Siempre tostados y forrados por poner teta a mansalva.

Anónimo dijo...

Alfadz y Mendiondo, por ejemplo que encima son facheros con una corte de minas babosas que se hacen otra operación sólo para volver a verlos.

Anónimo dijo...

Ya está chicos: otro post. Impriman ritmo.

Anónimo dijo...

Deberían hacer twitter de matemos. Nadie los "seguiría" pero podrían bardear impunemente a mucho gil. Especialmente a famosos.

Anónimo dijo...

para cuando un matemos a Pitu Farías?

Anónimo dijo...

realmente maravilloso el articulo. tal cual los medicos rock star son asi. estaria bueno que el proximo tema tocaran los VISITADORES MÉDICOS ROCK STAR, ahí van a tener mucha tela para cortar. Burgueses empleados, que quieren cagar más alto de lo que les da el culo. Sus temas de conversación: pocos y limitados: viajes a lugares exóticos, pilchas, autos, comida, vinos y después el mundo no existe más allá de esto. Empleados de cuarta que se la creen por empilchar bien y bajarse de lujosos autos (claro si todo se lo paga el laboratorio). Cuando tienen que pagar algo de su bolsillo van a comer al chorilito. Ratas

Anónimo dijo...

Sí, matemos a los visitadores médicos. Te dicen su profesión como si fuera algo serio... y son extorsionadores profesionales.

Anónimo dijo...

Todos chorros. Ni hablar de los laboratorios y los visitadores médicos.

Anónimo dijo...

no importa quien coño escriba este blog dejense de joder

Anónimo dijo...

genial este de los médicos rockstar, a cuántos y cómo piensan atender con un horario de mañana de 10 a 11.30 y por orden de llegada?????
andá a cagar!